“Es la primera vez en la historia institucional de la Argentina que un presidente constitucional recibe a una persona que está procesada por matar a otra por la espalda, la felicita y como mensaje a la población dice que es el tipo de policía que necesitamos”, argumentó el abogado Marcelo Parrilli sobre la denuncia que presentó la semana pasada contra el presidente Mauricio Macri.

El referente en derechos humanos denunció también a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich por  apología del crimen, instigación pública a cometer delitos, y por coacción agravada, por las declaraciones que realizaron luego de recibir al policía Luis Chocobar en la casa Rosada, imputado por matar por la espalda a un joven que escapaba de un intento de robo.

Para Parrilli el mensaje que se le da “a las fuerzas policiales, a Gendarmería, Prefectura” es “terrible porque va a ser aplicado en todos lados” e implica que “se puede matar sin inconvenientes” y que “va a quedar librado al criterio del policía si matar o no, y con una presunción a su favor”.

“Éstas son todas declamaciones políticas de Macri y de la ministra de Seguridad porque ellos no pueden modificar la Constitución, los tratados internacionales, el Código Penal, los códigos procesales; pero de todas maneras el mensaje político es muy grave porque además sabemos que en la Argentina no tenemos precisamente aparatos represivos que tengan un gran apego por las prácticas democráticas”, agregó el letrado.

Parrilli explicó que pidieron que el juez que se haga cargo de la denuncia “remita los antecedentes de esta causa al Congreso de la Nación para iniciar el juicio político a Macri y a la ministra Bullrich”.

Además confirmó que no va a esperar a agotar las instancias locales de esta denuncia para iniciar una denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

El abogado señaló que “la denuncia es por coacción agravada contra los jueces, porque los están presionando para que fallen en esa dirección, y el que no lo hace en esa dirección es objeto de una campaña pública de desprestigio y de pedidos de juicios políticos”; y remarcó que a pesar de esto “las asociaciones de magistrados y el colegio de abogados no ha dicho nada”.

En cuanto a la discusión por la inseguridad, Parrilli señaló que el presidente y la ministra “se apoyan en un sector muy importante de la población que está cansada de la inseguridad”, pero “la inseguridad no se combate de esta manera”.

“Se combate como primer punto indispensable terminando con la corrupción en el aparato del Estado, en el aparato policial, de seguridad; en el ministerio público, judicial y político del Estado”, concluyó.

El presidente fue denunciado también por el senador nacional de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas y por el abogado Tomás Ángel Pérez Bodria quien solicitó que se investigue a Macri por apología del delito y encubrimiento.

Fuente y foto: Va Con Firma