Concejales barilochenses recibieron ayer a trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), representantes de ATE y emprendedores locales que recibieron el acompañamiento de la institución para el desarrollo de sus productos.

Los trabajadores compartieron el estado de situación, informando que el 26 de enero se registraron 254 despedidos en el marco de la reconfiguración de la institución elaborada por una consultora extranjera, “que implica una pérdida de funciones fundamentales”, por lo que los trabajadores sostienen desde entonces una permanencia pacífica en el lugar.

Detallaron que en Bariloche hubo un despido, otro en San Martín de los Andes y dos en Viedma (que implica la desaparición de la unidad de extensión) y que la situación “genera incertidumbre” y temor, entendiendo que las bajas están orientadas al “disciplinamiento”. Manifestaron que buscan la “defensa de los puestos de trabajo y de las funciones en el sector industrial”.

Al respecto, explicaron que la reconfiguración implica que el INTI deje de controlar los surtidores de combustible, la toxicidad de los juguetes importados, los preservativos y guantes de látex, entre otros; remplazando esta función por una declaración jurada del privado. Entendieron que estas funciones de protección de los usuarios son “fundamentales en un país con soberanía”.

Francisco Nicastro, emprendedor del rubro chocolatero, acompañó a los trabajadores, valorando el respaldo del INTI para el crecimiento, la calidad del producto, y la optimización de procesos de su negocio familiar que hoy emplea a una decena de barilochenses y cuenta con habilitación nacional de productos.

También estuvieron presentes referentes gremiales de ATE que enmarcaron el conflicto en una situación general de despidos y achicamiento del Estado que se refleja en otras instituciones públicas, como ENACOM, Conicet, INTA, SENASA, entre otros. Y científicos de la ciudad presentaron firmas recolectadas para respaldar a los trabajadores del INTI.

El bloque FpV informó que ya presentó un Proyecto de Comunicación para repudiar los despidos y solicitar que se protejan las funciones, entendiendo que responde a una “política de reducción del Estado, con pérdida de soberanía y autonomía”. Los bloques PRO y JSB coincidieron en la necesidad de avanzar en la búsqueda de consensos para emitir la comunicación unánime inmediatamente, evitando aguardar el inicio del ciclo legislativo.

Fuente y foto: Va Con Firma