A más de tres meses de la desaparición del ARA San Juan y de visita en Mar del Plata, adonde el submarino se dirigía en el momento en el que se perdió el contacto, Mauricio Macri no pudo evitar en la conferencia de prensa que le preguntaran sobre lo ocurrido y el fracaso en la búsqueda de la embarcación en la que viajaban 44 tripulantes. Admitió que “es frustrante y doloroso” no haberlo encontrado y lo atribuyó a la inmensidad del mar.

“El mar es inmenso, el submarino es pequeño”, se justificó Macri, quien dijo que desde el Gobierno “hemos estado siempre desde el primer día reflexionando sobre el tema y evaluando alternativas”.

Macri recordó la reunión que la semana pasada tuvo con familiares de los 44 tripulantes del submarino y aseguró que “lo que me comprometí, lo hemos cumplido: poner una recompensa para que los profesionales en búsqueda con la mejor tecnología del mundo vengan a realizarla y nosotros seguir con la búsqueda con nuestros limitados recursos”. “Lamento no poder garantizar que lo vamos a encontrar”, se sinceró sobre el final.