“Es una farsa lo de los ñoquis; está claro que el gobierno nacional tiene más empleados que antes”, dijo el diputado Darío Martínez después de reunirse con los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que le expresaron su preocupación por ola de despidos que sufren en el marco del proceso de ajuste que lleva adelante el Estado.

Luego de recorrer  las instalaciones ubicadas en el Parque Industrial de Neuquén, junto a María Emilia Soria y Alberto Ciampini para interiorizarse en el trabajo que allí realizan, el diputado Darío Martínez señaló que es claro el objetivo del gobierno de destruir la industria nacional a través del ataque al INTI, que es una herramienta importantísima para el desarrollo del país y, en este caso, de la región.

El legislador aseguró que el trabajo de este organismo está presente en la vida cotidiana de cada vecino, ya que sus profesionales  se ocupan de tareas tan diversas como el control de calidad a los combustibles o el análisis de los alimentos que ingresan al Mercado Concentrador. “Todos los días convivimos con el trabajo del INTI y es importante que ese trabajo quede en manos del Estado”, remarcó.

En ese sentido, calificó como preocupante el decreto que le quita exclusividad al INTI para realizar este tipo de tareas y que permite que consultoras privadas se hagan cargo de las mismas. “La gravedad se da porque la consultora va hacer los controles si la empresa privada le paga y eso define también los resultados, esto es como hacerse un análisis de HIV pero pedir o garantizar que el resultado de negativo”, enfatizó el Diputado Martínez.