El proyecto que busca convertir a Villa El Chocón en una suerte de Carlos Paz neuquina avanza a paso firme a partir de la creación de una Agencia de Desarrollo Urbano (ADU) para planificar el desarrollo de un predio con 3600 lotes que muy pronto serán mensurados por distintas asociaciones de privados.

Según informaron desde el gobierno provincial, el traslado del istmo Los Barreales-Mari Menuco a Villa El Chocón permitirá un importante desarrollo turístico, recreativo e inmobiliario para la zona, a partir de una inversión de 125 millones de dólares del sector privado en los próximos 10 años.

En las próximas semanas se entregarán los boletos de permuta para los colegios de profesionales y otras asociaciones que habían invertido en el istmo, que volverá ahora a pertenecer a la órbita provincial. Con este documento, las entidades podrán comenzar a organizar la distribución de los lotes y hacer las mensuras para poder firmar luego las escrituras de cada lote.

El intendente de Villa El Chocón, Nicolás Di Fonzo, se reunió con las asociaciones que acordaron el traslado, así como con el ministro de Juventud, Deportes, Cultura y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli; el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, y el presidente de la Agencia de Desarrollo de Inversiones de Neuquén, ADI-NQN, José Brillo, para analizar los pasos a seguir para el desarrollo de este gran loteo turístico.

En la reunión, los participantes destacaron que en sólo seis meses, desde la firma del convenio entre la Provincia y los colegios profesionales, el municipio de El Chocón logró culminar el plan de desarrollo urbano y avanzar en el plan ambiental que permitirá planificar y dotar de todos los servicios esenciales a los nuevos vecinos de la villa.

El desarrollo inmobiliario se encuentra en una superficie de 690 hectáreas que forman parte de las 1400 que fueron entregadas por el gobierno de la provincia a la localidad en el año 2000.

Su desarrollo libera a las tierras del istmo de los lagos, que volverán a ser propiedad de la provincia. Una vez que los propietarios reciban sus terrenos, tienen un año para presentar un proyecto de desarrollo y posteriormente realizar una inversión de $1 millón.