por Gimena Fuertes –

Si bien en un primer momento el gobierno intentó hacer pasar los despidos como una purga más en los organismos del Estado, y argumentó que era necesario un ajuste económico, el documento interno de la empresa Tecnalia que dio a conocer Tiempo Argentino, mostró que en realidad la intención es desarmar la estructura actual del INTI para reconvertirlo en función de los intereses económicos de las potencias europeas, y privatizarlo.

Javier Ibáñez, presidente del INTI y mano ejecutora del gobierno nacional en el acuerdo con los europeos, ya había mencionado en un reportaje en radio Mitre el pago que se le había hecho a esta empresa desarrolladora de tecnología.

Tiempo accedió a la factura que comprueba el pago de 295 mil euros por adelantado a Tecnalia que se llevó a cabo el 14 de enero con el objetivo de que esta mega empresa de tecnología arme el llamado “masterplan”, que propone la reconversión en función de tres áreas en las que la Unión Europea tiene puesto el ojo: movilidad (transporte), energía y alimentos.