“Fue ratificado por Resolución” y “remitido al Concejo Deliberante”. Así respondió el Intendente, el 7 de noviembre, la consulta del Tribunal de Contralor por el convenio con Flybondi, ante los exorbitantes beneficios que con recursos públicos municipales se comprometieron a la aerolínea low cost para que opere en Bariloche.

Cien días después, desmintiendo la afirmación de Gennuso y con sólo una calle de por medio, el convenio no ingresó al Concejo para su tratamiento. Tampoco tuvieron respuesta los dos pedidos de informes remitidos por el bloque Frente para la Victoria para conocer diversos aspectos de la letra chica y cuál es el respaldo del ex Jefe de Gabinete, Pablo Chamatrópulos, para realizar gestiones ente la aerolínea que comenzó a operar con innumerables inconvenientes hace un mes.

La situación motivó una nueva intervención del órgano de control esta semana: solicitó al Concejo que informe si el convenio efectivamente fue presentado para su tratamiento. Generó sorpresa en la institución porque, contrariamente a lo afirmado por el Intendente, nunca ingresó.

El concejal del FpV, Ramón Chiocconi, advirtió la situación en la comisión que trata la prórroga de la concesión del Catedral a CAPSA, sumando un agravante: “El Intendente no puede ratificarse solo, por Resolución, un convenio que él mismo firmó. Por Carta Orgánica, tiene que ser el Concejo, y lo debe presentar dentro de los 20 días.”

La exención de tasas, el aporte millonario en publicidad del EMPROTUR, y el compromiso de gestiones ante otros estamentos para beneficios similares, generaron el inmediato rechazo de cámaras empresariales, instituciones y todo el arco político, incluso del bloque oficialista JSB, desde donde anticiparon el rechazo ante un eventual tratamiento que nunca se dio.

Fuente y foto: En estos días