Guillermo Marconi, secretario general de uno de los sindicatos que nuclea a los árbitros, no descartó la chance de suspender aquellos encuentros en donde suenen cantos insultando al Presidente de la Nación.
“Lo estamos analizando. Estamos viendo la cuestión legal. Si se encuadra dentro de un acto de discriminación”, dijó a Clarín la autoridad del SADRA.

Esto surge en el contexto en el que varias hinchadas del fútbol argentino (también en el básquet y hasta en diferentes recitales de rock) entonaron duros cantos contra Macri en diferentes momentos.

El primer lugar donde se escuchó esta melodía fue en el Nuevo Gasómetro, en el encuentro en el que San Lorenzo igualó precisamente frente a Boca, luego de un polémico arbitraje de Silvio Trucco.

Pero tras esto llegaron una seguidilla de hinchadas que se prendieron a la movida, como la de River, Independiente, Chacarita, Huracán, Lanús, All Boys y hasta en la Supercopa de básquet. Además, en los reciente recitales de Guasones y de Dancing Mood también sonó dicho canto.