Así se informó en la tarde de este sábado 17, a 23 días de distancia de aquel hecho siniestro y brutal, que conmovió a toda la provincia, en la localidad norteña, y que produjo una fuerte conmoción también institucional, con cuestionamientos a la policía y al rol de los fiscales en la investigación.

Este sábado se procesaba de a poco la noticia, aunque se ignoraba la mayor parte de los detalles. El cuerpo de Muñoz fue encontrado por una patrulla policial de Las Ovejas, en un paraje denominado “Lo de Fito”, un lugar que ya había rastrillado. Estaba muy oculto por una densa trama vegetal de rosa mosqueta, y esa habría sido la razón por la que no fue visto en un lugar que había sido recorrido al menos tres veces.

El cadaver estaba en avanzado estado de descomposición. Fue por el olor, se suponía en la noche de este sábado, que el policía local pudo encontrarlo.

Una fuente vinculada a la investigación dijo que “tal vez, Muñoz haya muerto a poco de cometido el crimen”. Era una especulación que se hacía. Aunque oficialmente nadie habló, por la prudencia que demandaba el hecho de que el cuerpo no había sido todavía peritado.

Recién este domingo arribarán al lugar los peritos forenses. Ellos son los indicados para precisar no solo los días que llevaba muerto el femicida, sino también las causas de su defunción. La versión inicial, que era que se habría ahorcado, en realidad todavía no tendría sustento científico.

 

Fuente y foto: Diariamente Neuquen