La presencia del secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, en Bariloche tuvo como eje principal el tratamiento de temas vinculados con la lucha contra el narcotráfico, la unificación de fuerzas federales y provinciales, y los próximos acontecimientos en la región, como el encuentro del G20. También se habló de la RAM, pero no fue el tema central.

El funcionario nacional anunció que se trasladará a 400 efectivos de Gendarmería Nacional a Neuquén, para de esta manera “agilizar” los posibles desplazamientos en la Patagonia, en caso de presentarse conflictos que demanden la intervención de la fuerza nacional.

Burzaco indicó que en ocasiones anteriores, el traslado se hacía desde otros puntos del país como Córdoba o La Pampa, lo que ralentizaba los trabajos.

En este sentido, señalaron que se instalarán dos comandos móviles en la Patagonia; uno en Neuquén, y otro en Comodoro Rivadavia, con un número igual de agentes.

El encuentro desarrollado en el escuadrón 34 de Gendarmería congregó a 30 funcionarios, entre los cuales estuvieron los jefes de la Policía Federal, la Policía Aeroportuaria, Gendarmería y Prefectura Naval. También estuvieron los ministros del área de Río Negro, Neuquén y Chubut.

También se planteó que la idea de creación de un comando unificado patagónico es que tanto las fuerzas federales como las policías provinciales trabajen en conjunto temas como los grandes eventos de este año como el G20, ayudar en la investigación de delitos complejos, y dar una agenda de trabajo común.

“Hemos logrado con este trabajo conjunto en muchas provincias bajar tasas de homicidio elevadas o detener bandas de delincuentes importantes, lo importante es la sinergia”, resaltó.

Consultado respecto a si la atención se concentró en el grupo RAM, dijo que no ha sido el eje de trabajo, aunque reconoció que el tema fue tocado. “No es un problema mapuche, es un problema con un grupo de gente violenta”, indicó ante la pregunta.

Además, precisó que “trabajamos el tema narcotráfico, toda la zona esta cruzada por pasos fronterizos, trabajar y coordinar esfuerzos es un tema esencial”.

Fuente: Va Con Firma

¿A qué vienen 800 efectivos de Gendarmería a la Patagonia?

por Sebastián Premici –

Pablo Noceti, jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad  y mano derecha de Patricia Bullrich se dejó ver hoy en el escuadrón 34 (Bariloche) junto al secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. Ambos nombres son conocidos en la región por su relación con la muerte y la represión de jóvenes y luchadores. Desde Carlos Fuentealba a Santiago Maldonado, un camino regido por la “mano dura”.

Hoy se llevó a cabo una reunión del llamado “Comando Unificado Patagónico”. Se trata de un grupo integrado por los ministros de seguridad de provincias de la región y las fuerzas federales creado para delinear medidas contra los pueblos originarios.

A la “cumbre de seguridad” asistió Eugenio Burzaco (Secretario de Seguridad de la nación) el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad (Pablo Noceti),los ministros de Seguridad de Río Negro y Neuquén, y los jefes de las cuatro fuerzas federales: Gendarmería Nacional, Prefectura, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Policía Federal Argentina.

El supuesto objetivo del Comando Unificado es el de “generar políticas coordinadas con las provincias vinculadas al narcotráfico y los grupos radicalizados mapuches.” El ministerio encabezado por Patricia Bullrich pretende continuar militarizando la región en base a informes de la “RAM” (Resistencia Ancestral Mapuche), cuya existencia justifica en base a informes “armados” que en Chile forman parte de un verdadero escándalo político y judicial.

Menos de dos horas de reuniones entre los altos mandos de las fuerzas y representantes de las carteras de seguridad bastaron para que Eugenio Burzaco anunciara que desplazarán 400 gendarmes a Neuquén para que estén disponibles ante cualquier solicitud de desplazamiento en la zona andina de la Patagonia.

“Tendrán capacidad de desplazamiento mucho más cerca porque cuando teníamos un conflicto en la región teníamos que desplazarlos desde Córdoba o General Acha, esta presencia va a generar mayor operatividad en la zona” afirmó el Secretario de Seguridad a medios regionales.

Frente a la ausencia de respuestas políticas, el gobierno central insiste en militarizar cada vez más la región patagónica.

Además, otros 400 agentes de la gendarmería se instalarán Comodoro Rivadavia. De esta manera se establecen dos comandos móviles de la fuerza en la zona.

Al ser consultado por la prensa, el representante de la cartera a cargo de Patricia Bullrich manifestó que la llegada de más efectivos de Gendarmería a la región no se deben  a la “violencia” de grupos mapuches, sino a la intención del gobierno de atacar el narcotráfico, “que en esta zona se encuentra presente por la cantidad de pasos fronterizos y los registros del envío y recepción de droga entre Chile y Argentina.”

Es preocupante la respuesta del funcionario nacional quien se encontraba acompañado por Pablo Noceti, vinculado a la desaparición forzada que precedió a la muerte de Santiago Maldonado. No hay en la región reclamos de fuerzas de seguridad para controlar el “narcotráfico”, lo que hay es una creciente ola de despidos en las provincias patagónicas ¿a qué viene la Gendarmería?

Recordemos que los primeros días de marzo llegaron a Santa Cruz más de 200 efectivos de la Gendarmería Nacional con destino Río Turbio, la orden determinaba la llegada a la Cuenca para “prever alteraciones del orden público”. El 24 de enero la empresa YCRT despidió a 500 trabajadores.

Volvemos a preguntarnos, más allá de lo que dice Burzaco ¿a qué vienen 800 efectivos de Gendarmería a la Patagonia?

Fuente: Agencia Cadena del Sur