Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando, y los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores. Es por ello, entre tantos otros sustentos y en sintonía con los programas que viene desarrollando, que la Mesa Política de Participación Infantil (MePPI) presentó esta semana en el Concejo Deliberante el proyecto de Ordenanza “El Día del Derecho al Juego”. Y este viernes, a las 18, en la escuela 179 habrá una reunión abierta a todos los interesados en aportar al proyecto con propuestas de actividades.

En el documento presentado se propone establecer el 28 de mayo como el “Día del Derecho al Juego” en San Martín de los Andes, adhiriendo así a fecha en que Unicef lo celebra a nivel internacional. También declarar y asumir que “su derecho es nuestra obligación”, realizando la difusión necesaria y encarando la campaña desde los medios municipales.

Entre los puntos se destacan: Fomentar y favorecer para que ese día se promueva el Derecho al juego, invitando a instituciones y a la comunidad en general a poner en acción el compartir actividades recreativas y de juego, que, desde el propio disfrute, despierte la reflexión acerca del derecho al Juego. También se considera necesario hacer reconocimiento público a los comercios que cuentan con espacios lúdicos para los niños y niñas en sus negocios, otorgándole una certificación. Se busca institucionalizar el Programa “Jugar es nuestro derecho” declarándolo de interés municipal y bien comunitario.

Se solicita dar marco legal al “Mundial de rayuelas” que se realiza en el mes de noviembre (mes de la niñez) para garantizar continuidad con el compromiso de las instituciones, solicitando luego al Consejo Provincial de Educación que se la incluya en el Calendario Escolar. Se explica que es necesario visibilizar las plazas como espacio público barrial de recreación, encuentro y disfrute, a través de una normativa general que garantice mantenimiento, seguridad y disfrute.

El pedagogo italiano Francesco Tonucci dice que “el juego es tan importante porque si un niño no juega no crece, no se desarrolla, no aprende. Los niños, al jugar, ejercitan la etapa más importante de su desarrollo. No es casualidad que la Convención de los Derechos de los Niños dedique a la escuela y al juego dos de sus artículos, el 28 y el 31”. La Ley 2302 en Neuquén va en el mismo sentido cuando destina su artículo 26 al Derecho a la Recreación, Juego, Deporte y Descanso.

Info y foto: infanciayadolescenciasma.blogspot.com.ar