por Mauricio Rojas –

Más de 600 millones de pesos son los que destina la provincia a financiar a las escuelas privadas. El diputado del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) en el Frente de Izquierda (FIT) Raúl Godoy, puso en debate el tema en Legislatura, a través de un proyecto de ley para que se termine con los subsidios estatales a la educación privada o “pública de gestión privada”.

El primer artículo del proyecto de ley dice explícitamente que “el objetivoes terminar con los subsidios, aportes y cualquier tipo de financiamiento estatal a la educación privada y/o llamada ´pública de gestión privada´ en la provincia”.

La iniciativa de Godoy también plantea que, el equivalente a los aportes que no se destinen más a la educación privada, exceptuando las escuelas que no cobran cuota, serán destinados exclusivamente a la construcción de edificios escolares, priorizando los jardines de infantes, con salas para 3, 4 y 5 años, y maternales desde los 45 días. Asimismo, dispone que los establecimientos privados no puedan despedir a ningún miembro de su personal y agrega que los que decidan cerrar a partir de la aplicación de la ley, pasarán a la órbita estatal.

Según datos que proporcionó Godoy, “en el presupuesto 2018, son 666 millones de pesos los que se destinan en concepto de subsidios a las escuelas privadas”.

En los fundamentos de la iniciativa que ingresó a la Legislatura, se informa que “existen 201 establecimientos privados de los cuales el 60% reciben aportes del Estado provincial para cubrir entre el 40% y el 100% de la masa salarial, la mayoría dependiente de las iglesias católicas o evangélicas”.

Y que “según la información detallada en el Presupuesto provincial entregado por el Ejecutivo, las partidas destinadas a la educación privada sólo en dos años (2017/18) serán de 1.250 millones de pesos en concepto de subsidios a la llamada “educación pública de gestión privada”.

En el proyecto, propone una modificación a la ley provincial 935, porque “habilita en su articulado cuando las escuelas públicas no pueden garantizar el acceso a la educación, se puede suplir con alguna privada”.

Para el diputado Raúl Godoy, se está “vaciando la educación pública para favorecer el negocio de las escuelas privadas. La situación de la educación inicial es un ejemplo. Casi no hay salitas de 3 y 4 años en escuelas públicas dejando a los niños y niñas que no puedan pagar un jardín privado fuera del sistema educativo”.

Godoy insistió en que “lo que se le saca al presupuesto de la educación pública va a las privadas, y la educación pública hace agua, con falta de aulas, falta de refrigerio”, y por eso “queremos poner esto en discusión y queremos que se termine, que sea el Estado el que garantice la educación pública”.

También sugirió que “si alguien quiere tener una escuela privada que se la financie, pero no a costa del presupuesto que corresponde a la educación pública”.

El legislador del PTS hizo una salvedad, y deja “abierta la posibilidad que aquellos lugares que no cobran una cuota exacerbada a los chicos puedan seguir recibiendo el subsidio, como el San José Obrero, o Nuestra señora de la Guardia, que son de gestión social”.

“Pero no en otros colegios donde cobran una cuota por alumno entre 7 y 15.000 pesos por mes, y además reciben subsidios del Estado. Ahí ya estamos hablando de un negocio, y queremos que se termine” indicó el diputado.

En ese sentido, en los fundamentos del proyecto, Godoy asegura que “hoy casi la totalidad de los establecimientos educativos privados que reciben subsidios estatales cobran a su vez cuotas a quienes estudian en ellos, en su mayoría inaccesibles”.

Afirma que “el Estado desinvierte en educación pública para garantizar la rentabilidad de lo que es realmente el negocio de la educación privada, donde tanto individuos como instituciones y la misma Iglesia se apropian de parte del Presupuesto de la provincia para beneficio propio”.

Por eso, reiteran en el proyecto que “el objetivo de esta ley es terminar con este verdadero negocio de unos pocos que le cuesta millones al año a toda la comunidad, terminando con los subsidios estatales a todas las instituciones educativas privadas que cobren cualquier tipo de cuota obligatoria a sus estudiantes”.

Con los subsidios a las escuelas privadas, “lo que se intenta crear, es el proyecto que tiene el gobierno nacional, es tener una escuela para ricos y una escuela para pobres, una escuela para ricos que se la puedan pagar, una educación para una elite, y el que no pueda pagar como dijo Macri, tiene que caer en la escuela pública”. “Nosotros no queremos caer en la escuela pública, queremos defenderla. Queremos que se le asigne el presupuesto necesario para que funcione bien” aseveró el diputado del PTS.

Audiencia en defensa de la educación pública

Convocada por el diputado del PTS en el FIT Raúl Godoy, hoy a las 16, se va a realizar una audiencia pública en la Legislatura, y el tema a debatir será la educación pública.

El legislador hizo la propuesta al gremio ATEN, y el plenario de secretarios generales la aceptó, por lo tanto, van a participar hoy de la actividad que se va a realizar en la sala de la memoria de la Legislatura.

Para Godoy, además del gremio, “es muy importante la presencia de la comunidad educativa, donde puedan participar docentes, estudiantes, padres y madres porque nos parece importante que se discuta integralmente la educación pública y la defensa de la misma”.

Agregó que “nos parecía importante abrir la Legislatura porque si no lo que suele suceder es que muchos se acuerdan de la escuela pública cuando los docentes hacen paro, sino no se acuerdan en todo el año”.

El legislador criticó a los denominados padres auto convocados, que dijo “son padres que se auto convocan contra los paros, pero no se auto convocan cuando le cortan el transporte a la gente del Chañar, o a la gente de los parajes del interior, ahí no aparecen los padres auto convocados, pero cuando hay un paro sí”.

Godoy subrayó que “tiene que hablar la comunidad educativa de verdad, la que banca a la escuela pública, donde los chicos se desarrollan, donde uno apuesta y lo reclama como un derecho”.

Por último, sostuvo que “es muy importante la audiencia, ya que es abierta, para que todos los diputados y diputadas no hablen porque sí, sino que hablen con fundamentos, y en ese sentido los fundamentos se lo van a dar los padres, los trabajadores de la educación y también los estudiantes”.

Fuente y foto: Va Con Firma