La escuela 142, se sumó a los establecimientos con “caminos amigables”. Fue a partir de la colocación de de los elementos de seguridad que constituyen el proyecto, la marcación de cebras, instalación de pretiles y reparación de acequias y alcantarillas.

“El cuidado de los niños que asisten a la escuela es responsabilidad de todos, por eso trabajamos con un proyecto en donde la municipalidad y las instituciones locales se unen para pensar las mejores soluciones”, explicó el secretario de Obras Públicas, Ivan Miño.

Caminos amigables es llevado adelante por la  por la Mesa Política de Participación Infantil (MePPI), y se trata de una iniciativa que busca implementar trayectos seguros para los niños y niñas que asisten a las escuelas.

Las obras incluyen trabajos en sendas, bajadas accesibles, veredas, puntos amigables, etc las cuales forman parte de la seguridad de circulación urbana.

En este sentido, el objetivo es cuidar a los niños de la ciudad para un sano crecimiento, a través del armado de trayectos seguros, apoyados por instancias de educación vial y señalización. Para esta tarea, la municipalidad trabaja junto a múltiples instituciones y organismos para planificar y desarrollar recorridos seguros y normas claras para peatones y conductores de vehículos.

 

fuente y foto: Prensa municipal