Finalmente este jueves fue presentado ante el Concejo Municipal el proyecto de iniciativa popular para la convocatoria a un referendo que permita a la ciudadanía de Bariloche expresarse sobre la extensión contractual, sin licitación, a favor de CAPSA en el cerro Catedral.

El proyecto fue acompañado por 3354 firmas, un número superior a las 2.700 -equivalente al 3 por ciento del padrón electoral local- exigidas por la normativa vigente para este tipo de iniciativas.

Ahora, los ediles deberán dar tratamiento o rechazar la presentación con algún argumento técnico. En caso que llegue a sesión, si se aprueba el Ejecutivo deberá convocar al referendo, y si se rechaza, se abrirá un plazo de más de un mes para que los organizadores de la junta de firma logren llegar hasta el 10 por ciento del padrón -unas 9.200- y así obligar al Gobierno a realizar la consulta ciudadana.

Luego de la presentación del proyecto y las firmas, Ricardo Martínez dijo que “más allá del esfuerzo (por reunirlas), lo importante es que los concejales tengan en cuenta esta información. Esperemos que por lo menos lo lean, lo traten y no se vote la segunda vuelta afirmativa a la propuesta de CAPSA”.

Repasó que durante el proceso de junta de firmas “no contamos con la colaboración ni de la Junta Electoral, y los policías no colaboraron, no tomaron las firmas o querían cobrarlas”. Según Martínez “hubo mucho esfuerzo de la gente” para conseguir el número exigido legalmente.

Todas las firmas presentadas están certificadas y fueron chequeadas con el padrón municipal de 2015.

Al margen de la iniciativa de los vecinos, este viernes el Concejo se apresta a tratar -y aprobar por la mayoría automática- en segunda vuelta el proyecto que entiende por 38 años, sin licitación, el contrato de concesión de CAPSA en el Catedral. Además, abre la puerta a un desarrollo inmobiliario millonario en la base del cerro.

Ante esta situación, prácticamente la totalidad de los partidos políticos con reconocimiento electoral en la ciudad, remitieron una nota al Intendente Gustavo Gennuso y al Concejo pidiendo “la inmediata suspensión del tratamiento del Proyecto de Ordenanza que prórroga la concesión del Cerro Catedral por 38 años”, ya que, consideraron, “viola lo que establece claramente nuestra Carta Orgánica”.

“Además de estas gravísimas irregularidades”, plantearon los partidos, “no hay informe de Impacto Ambiental ni una evaluación por parte de los Organismos Públicos pertinentes sobre la propuesta de CAPSA, como tampoco no está claro cuál es el beneficio económico para la comuna. Asimismo, se entregaría en propiedad más de 70 hectáreas en tierra fiscal para un desarrollo inmobiliario en una zona no apta para nuevas urbanizaciones, y a una empresa que ni siquiera reconoció aún el poder concedente del municipio”.

El documento fue firmado por la Unión Cívica Radical, el Partido Justicialista, el Partido RÍO, el Partido Comunista, Nuevo Encuentro, KOLINA RÍO NEGRO, el Frente Grande, Nuevo Mas, el PTS/FIT, el Partido Renovador Río Negro, el Partido Vecinalista por el Cambio, el Partido Socialista, UNIR RÍO NEGRO, y la Izquierda Socialista/FIT.

“Reclamamos -indicaron- que se respete a los miles de barilochenses que se expresaron con su firma avalando la Iniciativa Popular que impulsa un Referéndum para decidir el destino del Cerro Catedral, mediante un proceso de Participación Ciudadana. Los Concejales deben representar al pueblo y no a los intereses de una empresa”.

Finalmente, los partidos exigieron que “se garantice el proceso de Participación Ciudadana que culmina con el Referéndum, habilitando todos los mecanismos posibles para que los ciudadanos se puedan expresar y participar. Lamentablente ha habido un evidente boicot de las autoridades municipales y provinciales para que se junten las firmas de la Iniciativa popular”.

Fuente y foto: En Estos Días