por Mauricio Rojas –

Rodolfo “Toto” Manson, concejal del Frente para la Victoria de San Martín, afirmó que el peronismo neuquino está “interesante como nunca lo había visto”, y tras asegurar que “para mejorarle la vida a la gente no hay otra que gobernar”, propuso “ir por todo para gobernar la provincia” y destacó a Darío Martínez como el candidato a gobernador “que se legitimó el año pasado”.

También expresó la necesidad de lograr la unidad con otros espacios, sugirió “acordar programas simples, de pocos puntos, y después internas abiertas”.  Añadió que “esto incluye” a Ramón Rioseco: “que esté, que estén todos, seamos generosos”, puntualizó. Sostuvo además que en el peronismo “pinta una generación con empuje y que se ha legitimado en las urnas”, y destacó el caso del actual concejal de la capital Marcelo Zúñiga.

Entrevistado por Va Con Firma, Manson además sostuvo que las políticas nacionales están afectando el turismo en San Martín de los Andes. Afirmó que las temporadas son “más cortas”, y precisó que la cantidad de turistas pasó de 330 mil en el verano de 2014, a 260 mil en los dos últimos años.

-¿Cómo está la ciudad?

-San Martín está linda, como siempre. Por el paisaje, por la historia y por la gente. En cuanto al Estado municipal, al gobierno específicamente, la cosa está mal. No solamente porque es flojo el gobierno de Brunilda (Rebolledo). Además de eso hay un tema estructural que es la falta de recursos. La coparticipación está más de 25 años atrasada. Se basa en el censo del año ‘91, cuando había menos de la mitad de población. Entonces, no hay como acompañar este crecimiento demográfico que implica atender el deporte, la cultura, la infraestructura, la vivienda, la economía popular, si no se cuenta con los recursos que son necesarios y que nos corresponden.

-¿Cómo es el trabajo que realizan como oposición en el Concejo Deliberante?

-Ser oposición en el marco del ajuste es principalmente defender derechos, poner un freno. Y esto es en todos los ámbitos, el barrial, el sindical, el de género, el legislativo. El rol opositor en el Concejo nos pone en un lugar defensivo y que nos exige superar el lugar testimonial de quedar bien, de ser testimoniales. Hay que defender a nuestro pueblo y ser efectivos en esa defensa.

-¿Las políticas nacionales afectan a los vecinos de San Martín de los Andes y el sur de la provincia?

-Evidentemente. Hay temporadas más cortas. Se pasó de 330.000 turistas en el verano de 2014 a 260.000 en los dos últimos años. A mediados de febrero baja notablemente, lo veo personalmente en la feria de artesanos. Y la tendencia a quitar los fines de semana largos es muy grave, hace más largas las bajas de la actividad. La falta de liquidez y la plata que no alcanza pegan fuerte en los que changuean, en los que ponen ladrillos en los barrios. Además, se estimuló indirectamente el turismo y las compras en el exterior. Todo es muy duro para San Martín.

-En ese sentido, ¿cómo explican los buenos resultados de Cambiemos en las últimas elecciones en la ciudad?

-Se explica por un corrimiento del voto más conservador del MPN y de la UCR hacia Cambiemos, que cuenta aún con un envión de acompañamiento que se va erosionando. También hay una gran cantidad de población que viene de la Capital Federal y que históricamente ha tenido posturas electorales liberal-conservadoras. Hay que interpretar profundamente las demandas más legítimas de esa población para recuperar el gobierno.

-¿Cómo está el peronismo de Neuquén? ¿Qué visión tienen desde el sur de la provincia?

-El peronismo neuquino está interesante, como nunca personalmente lo había visto. Hay mucha militancia, se han abierto las discusiones. Pinta una generación con empuje y que se ha legitimado en las urnas, en la que se destacan Darío Martínez y Marcelo Zúñiga. En los dos casos se plantaron ante las dificultades y las conveniencias, fueron a elecciones, arriesgaron, y lograron muy buenos resultados. Hay mucho para aprender de ese proceso del año pasado. Desde el sur, y creo que desde todo el interior, es alentador ver que al fin el peronismo ha jugado fuerte en la provincia y en la capital. Ese es el camino. Jugar fuerte, jugar en serio.

-¿Siente que a veces solo importan lograr las cuatro o cinco bancas de diputados?

-Siento que ese es el riesgo. Que el peronismo sea un partidito que se conforma con sostener su estructura y dar testimonio en los ámbitos legislativos. Y la verdad que no estamos para eso. Fíjate que tenemos un montón de diputados y senadores, más que nadie. Pero Macri gobierna y lleva adelante su proyecto depredador. También tenemos diputados provinciales que votan correctamente. Y ahora tenemos un concejal en Neuquén que toma un papel bien activo en la defensa del derecho a la ciudad. Está nuestro bloque de concejales acá en San Martín, con mucho protagonismo, con mucha relación con los vecinos y las vecinas. Pero no alcanza. Para mejorarle la vida a la gente no hay otra que gobernar. Hay que ir por todo para gobernar la provincia, porque si no los intendentes son vulnerables a los aprietes de los gobernadores.

-Si dice que el objetivo tiene que ser ganar la provincia, que no alcanza con las bancas de diputados y ganar algunos municipios, ¿quién debería ser el candidato a gobernador, según usted?

-El candidato que se legitimó el año pasado es Darío. Si es que realmente queremos ganar. Si no, estamos yendo a menos. Al partidito. Más cerca del comité que de la unidad básica. Te decía que el año pasado se jugaron, tanto Darío como Marcelo, y jugarse salió bien. Lo demás es ir a menos, conformarse con dar testimonio. Es soltarle la mano a nuestro pueblo y dejar a merced del gobernador a nuestros intendentes. También es mandar a la casa a una militancia que se jugó desde el llano. Esa militancia puso todo el año pasado, entonces hay que poner todo ahora. Esta generación aprendió de Néstor y Cristina. Y tiene que ir por todo. Darío tiene que poner todo, tiene que volver a estar a la altura como estuvo el año pasado.

-A nivel nacional se impulsa la unidad del peronismo. En Neuquén, ¿cuál es su opinión en cuanto a poder llegar a la unidad con Ramón Rioseco y el Frente Neuquino?

-La unidad no puede ser una consigna, sino que debe ser un mandato. Porque si no entregamos a los indefensos y les allanamos el camino a los que saquean nuestra Argentina y nuestra provincia., a los que tienen la plata en cuentas en el exterior, a los que nos endeudan. Entonces, hay que sumar a los que quieran sumarse. Los que estamos en el PJ y los que no están. Cristina da clase en eso, y se bancó desplantes, ofensas y agresiones como nadie. Será cuestión de acordar programas simples, de pocos puntos, en los que podamos acordar. Y después, internas abiertas. En la Nación, en la provincia y en cada pueblo. Con el peronismo como eje, pero sumando a todos que estén dispuestos. Y esto incluye a Ramón. Fue candidato nuestro un par de veces. Y nos enojamos fuerte, y discutimos mucho. ¿Y? ¿Vamos a ser tan mediocres como para ofendernos? Invitémoslo. Que esté. Que estén todos, seamos generosos. En todo caso, si no quieren estar, serán ellos los que tendrán que darle explicaciones a nuestro pueblo y nuestra historia.

 

Fuente: Va Con Firma

Foto: Matías Quirno Costa