La jueza federal María Romilda Servini de Cubría decidió la intervención del Partido Justicialista nacional y designó como interventor judicial al líder del gremio gastronómico Luis Barrionuevo.

El histórico sindicalista deberá “producir los actos necesarios tendientes a la normalización partidaria”. Y deberá “realizar un inventario de bienes muebles e inmuebles del Partido Justicialista Orden Nacional, como así también deberá informar sobre la situación económico-financiera de la entidad”.

Así, Servini de Cubría desplazó a la conducción del justicialismo nacional que encabezaba el diputado nacional por San Juan José Luis Gioja, secundado por Daniel Osvaldo Scioli.

El pedido de intervención había sido solicitado por el abogado Omar Gadea, coordinador nacional de la linea Interna Justicia y Dignidad Peronista, cercano a Eduardo Duhalde. Pero esta vez, Servini tomó en cuenta una presentación del sindicalista Carlos Acuña, quien es consejero del partido, además de integrar la cúpula de la CGT barrionuevista llamada “Azul y Blanca”.

El gastronómico iría este mismo martes a hacerse cargo del partido, en su sede de la calle Matheu 130.

El presidente del PJ nacional hasta la intervención, José Luis Gioja se mostró sorprendido por la resolución judicial: “Me parece que es una intromisión”, dijo por Radio La Red al enterarse por esa radio de la decisión de Servini.

“Es una mala noticia, nos enteramos por ustedes. Me llama la atención, es la judicialización de la política, no tenía idea que había una acción de esta. El Partido está normalizado, no sé cuál es la causa”, dijo Gioja quien aseguró que van a apelar.

Las autoridades y apoderados del PJ nacional se encuentra definiendo el formato y los plazos de la apelación que presentarán ante la decisión de Servini de intervenir el partido y designar al frente a Barrionuevo.

Fuente y foto: Clarín