“Desde el Departamento Ejecutivo se han realizado en este último año innumerables gestiones ante la Dirección Nacional de Vialidad con el objeto de lograr un mayor ordenamiento vehicular y la declaración de la travesía urbana de la Ruta Nacional Nº 40 pero, al día de la fecha, la mayoría de las obras esperables no se han materializado Y, por no tener jurisdicción sobre las rutas nacionales y provinciales, el Municipio no puede llevarlas adelante”, explica en sus argumentos la Jefa Comunal respecto al pedido que envió sobre el cierre de la semana pasada al Concejo Deliberante.

En el pedido de extensión de la medida que se estableció desde el 20 de marzo del 2017, se detalla que “dado que el pasado 19/3/2018 se ha vencido el plazo y, sustancialmente,  no se han modificado las causas que llevaron a la mencionada declaración se estima pertinente solicitar al Concejo Deliberante la prórroga de la Declaración de Emergencia Vial por un año más”.

A lo largo del último año, “el Departamento Ejecutivo ha realizado obras menores tendientes a lograr la disminución de accidentes vehiculares, con éxito”, remarcó Rebolledo.

Asimismo, gracias a la sanción de la Ordenanza Nº 11.325/17 que, en su artículo 1º, afectó a la Emergencia Vial el 50% de la Tasa de Seguridad Ciudadana y Prevención del Delito se pudieron asumir acciones preventivas en materia de educación vial que fueron determinantes a la hora de disminuir el número de accidentes.

Por lo expuesto, se puso a consideración del Departamento Deliberativo el proyecto de ordenanza tendiente a prorrogar el plazo de la Emergencia Vial en la ciudad de San Martín de los Andes.