El gremio ATEN ha demostrado, este miércoles, que conserva no sólo fuerza, sino también capacidad de adhesión. La asamblea en Neuquén fue masiva como hacía tiempo no se veía, con casi tres mil concurrentes. En toda la provincia, el gremio estimó la asistencia a las distintas asambleas en más de 4.500 maestros. Esto, a un mes de comenzado el conflicto, indica que si en algún momento se había caído el acatamiento a las medidas de fuerza, esto se revirtió. Más por lo que hizo o no hizo el gobierno que por lo que ha hecho el gremio, se teme.

El mismo día en que se definió el paro extra-large, los “padres autoconvocados”, una organización que tal vez no sea toda espontaneidad y tenga algo de política interesada, pero que en definitiva responde al legítimo clamor para que haya clases en las escuelas, presentó un nuevo recurso de amparo ante la justicia, exigiendo que la responsabilidad del Estado es garantizar la educación.

Y la educación se garantiza con escuelas abiertas y funcionando.

Lo demás, es pura especulación, o impotencia, o las dos cosas.

Fuente: Rubén Boggi – Diariamente Neuquen