Investigan reuniones de Macri por el Correo

por Iván Ruiz –

Fueron seis encuentros, todos entre la Casa Rosada y la residencia de Olivos. El anfitrión, Mauricio Macri, recibió a funcionarios del entonces Ministerio de Comunicaciones, que llevaba adelante las negociaciones en el concurso del Correo, la empresa de la familia Macri. La Justicia investiga ahora si, a través de esas reuniones, el Presidente pudo haber influido a la hora de tomar la decisión para sellar un acuerdo (que después revirtió) con el Correo por su deuda con el Estado.

Esta fue la última documentación que presentó el fiscal Juan Pedro Zoni en la causa, antes de ser desplazado de su cargo el viernes, informaron fuentes judiciales. El fiscal remitió un informe realizado por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), que analizó diez reuniones que incluyen, además, encuentros entre distintos funcionarios públicos con representantes del Correo.

El 11 de marzo de 2016, el secretario de Tecnología de las Comunicaciones, Héctor Huici, recibió en el ministerio a Jaime Cibils Robirosa, apoderado del Correo, un hombre que trabaja para los Macri. “Juicios de Correo Argentino con el Estado”, fue el tema, según el Registro de Audiencias Públicas.

La reunión se volvió a repetir un mes después, pero se agregó a Juan Mocoroa, entonces director de Asuntos Jurídicos del ministerio, el hombre del Estado que después negociaría en el concurso judicial con la empresa de los Macri. Hablaron del mismo tema.

Ya en medio de la negociación en el concurso comercial, los fiscales señalan dos reuniones del Presidente. Macri recibió en la Casa Rosada a funcionarios del Ministerio de Comunicaciones el 18 de agosto y el 22 de diciembre, como parte de las reuniones de seguimiento de gestión, según la descripción anotada en el Registro de Audiencias. En algunos encuentros participaron diputados y senadores.

Un par de meses después, en febrero de 2017, estalló el escándalo, luego de que el Estado aceptara una propuesta del Correo para pagar la deuda que la fiscal Gabriela Boquin consideró “abusiva”. El Presidente, entonces, anunció públicamente que el Estado quería que el tema volviera a “foja cero”. Tanto Macri como Aguad y Mocoroa fueron imputados por el fiscal Zoni por negociaciones incompatibles con la función pública.

Un mes después de que estallara el escándalo, Macri volvió a recibir a los funcionarios que protagonizaron el conflicto. En una reunión más reservada -siete invitados-, el Presidente volvió a recibir a Aguad, Mocoroa, Irigoin y Huici para tratar temas de “seguimiento de gestión”. Cinco días después se publicaron en el Boletín Oficial los decretos que intentaban reglamentar conflictos de intereses a través de la Oficina Anticorrupción, un coletazo del caso Correo.

El informe de la PIA fue presentado por el fiscal Zoni a mediados de marzo. Hasta ahora el juez federal Ariel Lijo, que instruye la causa, no tomó ninguna de las medidas de prueba pedidas por el fiscal.

 

Revelan que el Gobierno conocía de antemano la oferta del Correo

por Iván Ruiz –

El entonces ministro de Comunicaciones Oscar Aguad conocía la oferta que el Correo Argentino realizaría para saldar su deuda con el Estado tres semanas antes de que la empresa de la familia Macri presentara los papeles ante la Justicia. Esa oferta -con cambios de por medio- fue aprobada por Aguad pero, después de que estallara la polémica, el Presidente decidió volver el tema “a foja cero”.

Diálogos informales entre las partes, falta de correlación temporal en los documentos públicos y nula información sobre la negociación son algunas de las inconsistencias que destacó el informe elaborado por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA). Este trabajo, acompañado por medidas de prueba para ahondar en la investigación que tiene como imputado a Mauricio Macri, fue lo último que presentó el fiscal Juan Zoni antes de ser desplazado de su cargo. Zoni había sido designado por la exprocuradora Alejandra Gils Carbó.

Juan Mocoroa, director de Asuntos Jurídicos de Comunicaciones, pidió formalmente instrucciones el 23 de mayo a Aguad sobre la postura del Gobierno en el trámite del concurso del Correo, donde el Estado reclama una deuda multimillonaria. La nota N°55/16 firmada por Mocoroa describe con detalles la oferta que la empresa iba a presentar en el expediente comercial el 6 de junio, es decir 14 días después.

Esa oferta -con cambios que pidió el ministro- fue la base del acuerdo firmado entre el Correo y el Estado para regularizar la deuda. Mocoroa fue la persona designada por el Gobierno para negociar formalmente con la empresa en el concurso judicial. Pero más allá de la negociación en el juzgado, la PIA no advirtió que el Gobierno haya abierto un “período de exclusividad” que habilita a las partes a abrir negociaciones en pleno concurso ni haya registrado oficialmente conversaciones entre las partes.

“En todo momento tuvimos conversaciones informales con el Correo porque el Estado tenía que tomar una decisión en el conflicto judicial. Fueron conversaciones telefónicas a título informativo y no hay obligación alguna de que queden registradas. Los fiscales están actuando de mala fe”, sostuvo a LA NACION una fuente oficial que fue parte del proceso.

Desde el Gobierno, además, dijeron que durante esa negociación funcionarios de Comunicaciones mantuvieron personalmente una reunión informal con Jaime Cibils Robirosa, apoderado del Correo, y con Jaime Kleidermacher, abogado del Correo.

“Durante los primeros meses, algunas oficinas del ministerio funcionaban en el piso 19 del rulero”, dijo una fuente de esa dependencia. El rulero es el histórico edificio que se levanta en la esquina de Libertador y Carlos Pellegrini. Socma, la empresa de los Macri funciona un piso más abajo. “Como se piensan que se puede mejorar una propuesta sino se reúnen las partes. ¡¿Cómo no va a haber reuniones?!”, dijeron en el Correo.

Desde el Gobierno ratificaron que el Presidente nunca tuvo conocimiento de esa negociación. “El ministro [Aguad] lo veía todos los días pero de ese tema nunca habló”, dijeron.

Macri, Aguad y Mocoroa fueron imputados por Zoni en el caso del Correo por negociaciones incompatibles con la función pública. El fiscal Zoni, a quien el Gobierno vincula a la agrupación Justicia Legítima, fue desplazado de su cargo el viernes. Su fiscalía será ocupada desde la semana próxima por Gerardo Pollicita.

La investigación está en manos del juez Ariel Lijo, que recibió el informe de la PIA con distintas irregularidades administrativas a mediados de marzo, pero casi un mes después no instruyó ninguna de las medidas de prueba pedidas por los fiscales.

Después de las conversaciones informales y las reuniones formales que mantuvieron desde el Gobierno con la empresa de los Macri, la oferta del Correo -con modificaciones- fue aceptada por Aguad, pero luego objetada por la fiscal Gabriel Boquín, que consideró que el acuerdo era “abusivo” para el Estado.

 

Fuente y foto: La Nación