Nada parece alcanzar en la negociación con los docentes: Hubo dos reuniones y no se avanzó. Ayer cerca de las 21 el gremio de los docentes (ATEN) anticipó el rechazo a la nueva propuesta que llevó el Gobierno a la negociación. Así, el escenario de tres días de paro en las escuelas a comienzos de la semana que viene parecería irreversible. El sindicato anunció asambleas para el lunes y un nuevo plenario para el martes.

Extender por un trimestre más la actualización de los sueldos por IPC, ampliando la metodología vigente para los primeros tres meses del año fue el punto básico de la nueva propuesta de la Provincia. Al mismo tiempo, se ofrece una negociación en junio y en caso de no haber acuerdo, continuar con la actualización por inflación.

“Vamos a llevar la propuesta a las asambleas que se van a comenzar a desarrollar el lunes. Pero ya prevemos que lo que trajo el gobierno provincial a la negociación es muy difícil que sea aceptado”, anticipó el dirigente gremial.

La semana pasada hubo nutridas asambleas en buena parte de la provincia. Fueron en el marco previo para un conflicto que al menos en la última semana tendió a recrudecer: los maestros venían lanzando paros de 48 horas. Pero esta semana, luego de los descuentos aplicados, hubo asambleas que se inclinaron por una profundización del paro sin precedentes en el actual conflicto: los cinco días de huelga, vigentes desde el miércoles pasado, que se cumplirán los primeros días de la semana que viene.

El debate está atravesado por el contexto nacional. El gobierno de Omar Gutiérrez tiene una buena relación con la administración nacional, que impulsa acuerdos salariales del 15%. El gremio descree de ese indicador, en momentos en que se dice que habrá una revisión de la pauta inflacionaria.

Lo cierto es que no hubo acuerdo y el paro de ATEN sigue.

Fuente: Minuto Neuquen