La actividad contará con las presencias de Hugo Yasky, diputado nacional y secretario general de la CTA, y del periodista David Cufré.

En el prólogo del texto publicado por Ediciones Colihue, los autores explican que el libro es una caracterización de los primeros dos años de gobierno de “la Alianza Cambiemos” y que entiende a la economía como “una ciencia social, determinada principalmente por la política”.

“El gobierno avanza sin pausa en el cumplimiento de los objetivos de su programa económico: liberalización comercial y financiera, reducción del peso del sector público, rediseño primarizador de la estructura productiva y una firme decisión de avanzar hacia una profunda flexibilización laboral. Todos objetivos que apuntan a la reconfiguración regresiva de la matriz distributiva, favoreciendo a los grupos económicos que configuran uno de los principales apoyos del gobierno nacional”, plantean Rubinzal y Heller en las primeras páginas del libro, donde también sostienen que la actual administración intenta instalar “la falsa opción entre políticas «gradualistas» y de «shock»” cuando en realidad se trata de “sólo distintos grados de intensidad de una misma versión del ajuste”.

En “Ajustados”, Rubinzal y Heller también señalan que “los magros resultados económicos obtenidos, así como el fracaso de la política antiinflacionaria tal como la ha planteado el gobierno, el aumento del déficit fiscal total, un récord de endeudamiento público externo, el deterioro del mercado de trabajo y el retroceso industrial, están comenzando a demostrar los límites del modelo y la caída del oficialismo en las encuestas”.

En el libro se puntualiza que “los únicos «logros» que puede exhibir el gobierno en lo económico son un modesto crecimiento en 2017 (que apenas compensa la caída del 2016) y la suba de las reservas internacionales”. “La contracara de la acumulación de activos externos en el BCRA –agregan los autores- se basó principalmente en dos fuentes. Una de ellas ha sido el gran endeudamiento público, sin que exista una estrategia productiva que asegure el repago de esa deuda. La otra ha sido el ingreso de capitales externos privados, la mayoría de ellos en la volátil modalidad de inversión de cartera, que aprovechan los elevados rendimientos domésticos en Lebacs y de la Bolsa de Valores (Merval). En este entorno, se produce además una creciente fuga de capitales”.

En su libro, Rubinzal y Heller retoman el ideario de un conocido intelectual sudamericano, Marco Aurelio García, quien profetizaba que el “neoliberalismo recargado” no tendrá un ciclo histórico largo. “No obstante –sostienen los autores-, será el campo popular el que deberá tomar el desafío de analizar con sentido crítico esta realidad y proponer alternativas, a partir de alianzas lo más amplias posibles reunidas en el marco de un programa de 20 o 30 puntos esenciales a cumplir. Este programa debe garantizar un efectivo papel del Estado en la economía; el fomento al trabajo, en especial el de calidad, y a las empresas que lo generan; una equitativa distribución de la renta y la riqueza; y la ampliación de los derechos humanos en su sentido más amplio e inclusivo”.

“Ajustados – De la revolución de la alegría al crecimiento invisible” en palabras de sus autores “intenta ser un aporte en el camino de formación de la unidad del campo popular”.