La comunidad informó que integrantes de la Policía de Chubut, junto con personal de la estancia Benetton, ingresaron en horas de la noche a la pu lof en Resistencia Cushamen y corrieron a los jóvenes que se encontraban en la casilla de guardia, ubicada a unos cien metros de la tranquera.

Al regresar al lugar, detallaron, la casilla había sido incendiada por los uniformados. Los propios miembros de la comunidad detallaron que no se produjeron heridos durante la avanzada policial.

La casilla que fue incendiada es la misma donde se vio por última vez a Santiago Maldonado. Por allí pasó corrido por los integrantes de Gendarmería Nacional que ingresaron a la Comunidad hasta la costa del río Chubut, donde luego de 78 días apareció muerto, sin que aún se respondan todos los interrogantes sobre lo que realmente sucedió.

Pero tal vez la explicación de la agresión policial de este 2 de mayo pueda encontrarse no en ese pasado inmediato sino en el futuro más próximo. Es que este viernes estaba previsto un peritaje clave para determinar la responsabilidad policial en el juicio por el ataque de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Chubut, el pasado 11 de enero de 2017. En aquella oportunidad, dos integrantes de la pu lof fueron heridos con balas. En el expediente está imputado por “tentativa de homicidio agravado”, “abuso de autoridad” y otros cargos al oficial principal de Brigada de Investigación de la Policía de Chubut, Julio Alberto Solorza.

La pericia prevista para este viernes consistía en una reconstrucción de los hechos de enero de 2017, a la búsqueda de indicios que permitan determinar la responsabilidad de otros efectivos. Por parte de la querella iba a participar el Instituto del perito Enrique Prueger.

“Qué casualidad, que este viernes teníamos estas pericias claves, y dos días antes sucede este hecho”, explicó indignada a En Estos Días la abogada Sonia Ivanoff, representante legal de los jóvenes heridos hace un año y cuatro meses. La quema de la casilla de guardia de la Comunidad así como la alteración del lugar de los hechos puede perjudicar la búsqueda de nuevas pruebas.

Pero esta pericia no era la única medida judicial relacionada con la recuperación territorial y el intento de Luciano Benetton de quedarse en esas tierras: el próximo lunes se realizará una audiencia preliminar en el marco del juicio de “usurpación” que tiene a Benetton como querellante.

Se trata de un “juicio de fondo” relacionado con la propiedad de las hectáreas recuperadas por la comunidad en Resistencia Cushamen, cuyo lonko, Facundo Jones Huala, se encuentra detenido en Esquel a la espera de la confirmación de su extradición a Chile.

Así, para Ivanoff, el ataque policial de este miércoles se explica tanto por “la habitual hostilidad policial y de la Estancia Benetton contra el pueblo mapuche”, como por el enturbiamiento del clima a pocos días de dos medidas judiciales clave para la relación entre las partes.

Fuente y foto: En Estos Días