Entrevista de Diego Colao –

“Es una reforma a la medida de las empresas porque es una gran transferencia de ingresos en cuanto a lo que significa la condonación de deudas, sean ingresos que deja de percibir el Estado o que deja de percibir el trabajador”, definió el presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, Matías Cremonte, en relación con el proyecto de ley que ingresó el gobierno en el Congreso el viernes pasado para modificar la legislación del trabajo.

El letrado agregó que “no suena muy razonable que una ley que intenta promover la creación de empleo comience por abaratar los despidos, por una reducción de la indemnización por despido”.

En cuanto al régimen de pasantías que incluye el proyecto, el abogado que “ya sabemos cómo se han utilizado en nuestro país en general” ese tipo de iniciativas, “que lejos de ser una actividad formativa de jóvenes estudiantes termina siendo la forma de contratar mano de obra barata por parte de los empleadores”.

El gobierno envió el viernes al Congreso su proyecto de reforma laboral dividido en tres partes, en base supuestamente a los puntos acordados con la CGT y algunos sectores de la oposición, aunque agregaron otros ítems cuestionados.

Dentro de la propuesta incluyeron un blanqueo de trabajadores informales, las pasantías como forma de capacitación laboral y la creación de una agencia de evaluación de tecnología médica.

Para Cremonte, “esencialmente es lo mismo” que el proyecto que “entró en forma de un solo megaproyecto que ahora parece desdoblado en tres”, e “incluso en algunos aspectos, como la reforma a la ley de los Contratos de Trabajo, están disimulados dentro de otros artículos”.

Citó como ejemplo que dentro del proyecto de blanqueo, “sobre el final aparecen la reducción de las indemnizaciones por despidos sin causa, la posibilidad de crear un fondo de cese de empleo, la eliminación del principio de irrenunciabilidad de los derechos adquiridos en el contrato individual de trabajo”.

Crítica desde la CGT

Uno de los sectores que salió a rechazar este proyecto es la CGT. Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato de conducción, declaró que la central sindical va “a rechazar la reforma laboral si incluye la rebaja de las indemnizaciones”, y sostuvo que “no hay confianza en las propuestas del gobierno porque primero dice una cosa y termina haciendo otra”.

Cremonte, por su parte, explicó que “el tema de las indemnizaciones no estaba previsto bajo los títulos que se habían anunciado”, por lo que le parece “lógico que la CGT haya manifestado su disconformidad y su sorpresa respecto de reducir las indemnizaciones por despidos sin causa y demás cuestiones vinculadas al contrato individual de trabajo”.

El blanqueo que propone la administración de Mauricio Macri para los empleados no registrados, plantea, según el presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, “condonar todo tipo de deudas o multas de los empleadores, que tendrá el beneficio para los trabajadores de que pasarían a estar en blanco, aunque solo se les reconocería hasta cinco años de antigüedad máximo”. Precisó que también “les reconocen un aporte mínimo, el que corresponde a un salario mínimo vital y móvil, pero que no se relaciona con su salario real o con el que correspondería percibir según el convenio colectivo aplicable”, puntualizó.

El otro punto que se elimina es el de las “indemnizaciones que tiene un trabajador por haber estado contratado en negro”, agregó Cremonte, ya que “la ley prevé que en caso de ser despedido, además de la indemnización común por despido sin causa, ese trabajador tiene derecho a otra indemnización que es reparatoria del perjuicio que tuvo durante esos años que no tuvo obra social, que no tuvo el convenio, que no tuvo ART, no tuvo aportes jubilatorios; es una reparación que se elimina en el proyecto”, aclaró el especialista.

Fallo de la Corte

En otro orden de temas, desde Asociación de Abogados Laboralistas denunciaron un reciente y “escandaloso fallo” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación “que constituye un guiño político al discurso del gobierno nacional” y su proyecto de “reforma regresiva de la legislación laboral”.

El presidente de la entidad afirmó a este portal de noticias que “es muy preocupante el fallo porque en el caso puntual de un médico que trabajaba en el Hospital Alemán, que trabajó siete años en una jornada diaria de ocho horas pero percibía su remuneración a través del Monotributo, que es una típica figura fraudulenta, la Corte convalidó esa contratación entendiendo que no había una relación laboral”.

También indicó que “esto es algo absolutamente absurdo, porque el derecho del trabajo lo que prevé en uno de sus principios fundamentales, es que el trabajador no importa lo que esté obligado a firmar con tal de obtener ese trabajo”, sino que “lo que importa es lo que hay en el fondo, y en este caso era una relación laboral”.

Desde la asociación indicaron en un comunicado que “se trata de un pronunciamiento de la Corte Suprema que fomenta la precarización y desnaturaliza toda la protección legal al trabajador”.

“Son sumamente preocupantes los fundamentos del fallo, que deja de lado principios esenciales del derecho del trabajo como el de irrenunciablidad, haciendo recaer en el trabajador la responsabilidad de haber aceptado ese tipo de contratación”, remarca la declaración.

También advierte sobre un “guiño de la Corte al discurso del gobierno nacional que vuelve a insistir con los proyectos de reforma laboral, tras un falaz discurso de creación de empleo, desnaturalizando la protección del trabajo dependiente y fomentado la precarización de las relaciones laborales”, dijo la entidad que agrupa a los abogados especializados en derecho laboral.

Fuente y foto: Va Con Firma