por Melany Grunewald –

El movimiento en Twitter #Cuéntalo surgió en España a raíz del caso “La Manada”, en el cual cinco hombres fueron condenados a nueve años de prisión por abuso sexual, desestimando que en realidad fue violación sexual hacia una joven en 2016.

En repudio del fallo y en sororidad con la víctima, la periodista española Cristina Fallarás, propuso la campaña #YoSíTeCreo. A las horas, la indignación de miles de mujeres obligó a relatar en la red social las experiencias de violencia sexual que se atraviesan diariamente, bajo el hashtag #Cuéntalo.

Estos relatos se hicieron virales en pocas horas, expandiéndose por todo el mundo. Argentina tardó sólo 24 horas en liderar la campaña en el habla hispana, con alrededor de 345.000 tweets sobre 635.000, con participaciones de actores, periodistas, músicas.

Algunos son escalofriantes, pero no sorprenden. Historias de madres golpeadas por su marido, violaciones en la vía pública, violaciones intrafamiliares, siendo menores, siendo grandes, la paralización, el miedo y al mismo tiempo la valentía, son algunos de los tópicos que se plasman en estos microrelatos cuyo límite no son los caracteres, sino el silencio. Sin embargo, la sororidad se hace tangible para quienes el silencio parecía ganar: muchos #Contalo (versión Argentina) son historias ajenas, de una amiga, alguna conocida, las propias madres o abuelas. Incluso en aquellos casos donde la violencia terminó en femicidio, incluyendo la voz de los casos más reconocidos en nuestro país como Micaela García, Anahí Benítez y un triste, largo etc.

El silencio pierde otra batalla.

Eli@elimayer97

Fui a brc y me violó un coordinador en la noche de la fiesta de disfraces. Fuimos a juicio y lo absolvieron dudoso. El disfraz no estaba roto, pero mi cuerpo sí. Hoy mi violador esta libre en las calles. Lo cuento xq ya no me callo y no dejo de luchar por mi cuerpo

CheChu@ChechuLotito

Tengo 22 años,en 2 meses egreso como maestra jardinera del Normal(Quilmes)Mi ex novio dice que no puede vivir sin mi y que si no soy de el,no soy de nadie.Los diarios titularon crimen pasional, hoy se llama feminicidio.Lo cuento yo. Andrea Laura Vazquez no puede hacerlo.

Maxi Venegoni@MaxiVenegoni

16 años, me obligan a consumir cocaína y marihuana, me violan 2 tipos y me empalan hasta matarme de un paro cardiorrespiratorio, lavan mi cuerpo y me dejan en la puerta de un hospital. Un año después los médicos niegan todo.
Lo cuento yo porque Lucía Perez ya no puede.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Maru@MarinaLodigiani

Hoy me toca a mi. Pensé que nunca lo iba a hablar pero acá estoy.
Lamentablemente, todas tenemos un
8 años y un hombre se sintió dueño de mi cuerpo.

Estefanía Pozzo@estipozzo

¿Por qué son tan potentes las denuncias de abuso en o ? Entre otras cosas, xq rompen con el silencio q impone con miedo y terror el victimario. NUNCA, pero NUNCA NUNCA, se puede hablar o publicar información sin que sea la propia víctima la que hable. Grábenselo.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Carolina@caritosuarezpb

no naturalices las agresiones, el maltrato psicológico es violencia, y la violencia, NO es amor !!

Fuente y foto: Agencia Paco Urondo