Hoy que el tiempo ya pasó

por Horacio Rovelli –

(…)

Conclusión

Engendrados por la dictadura militar, impulsada por sus mayores, los hijos y sus empleados de confianza sólo ven “business phrase are business”, sin entender la macro y menos que en el país existe gente que vive, trabaja y sueña en una sociedad que nos contenga a todos, ellos persisten con ganar plata y fugarla como sea.

Tomando sólo y exclusivamente los datos oficiales, reconocen en el Balance Cambiario del BCRA que en la gestión de Macri, hasta el 31 de marzo de 2018, se fugaron (esto es, compran dólares y lo sacan del circuito económico argentino) U$s 39.000 millones, que ahora se acrecientan con los  4.800 millones de dólares que el BCRA vendió solamente en abril y que van a seguir vendiendo porque el gobierno tiene los principales precios dolarizados y si sube el valor del dólar (devaluación), impacta de lleno en el costo de vida de la población y de las empresas productivas de verdad, y allí la vaca se vuelve toro, la pasividad demostrada hasta ahora (un silencio bastante parecido a la estupidez) se convierte en grito y acción contra esta manga de parásitos que solo conocen del carry trade, de securitizacion y de derivados, pero que nunca trabajaron en su vida y no saben lo que significa, y que de esa manera son funcionales y se subordinan a las multinacionales que gobiernan la economía global, de allí la libre importación y  la completa desregulación a los movimientos de capitales y el financiamiento por deuda, que a su vez fugan cuando quieren, como es en estos días de fines de abril de 2018.

En síntesis, el gobierno de Macri solamente puede superar la restricción externa y las inconsecuencias del modelo que aplica, endeudándose y ofreciendo pingües negocios al capital más concentrado, en ese marco no pueden existir proyectos de inversión productiva,  se prioriza lo financiero a costa de un mercado interno que se achica, se concentra y se extranjeriza, con lo que condena a amplias franjas de la población a la desocupación y a la pobreza, con un efecto anestésico por el ingreso de dólares por deuda y para un sector de la población, pero insustentable en el tiempo.

Está en el grueso de la población tomar conciencia de la real situación y en que aparezcan cuadros, organizaciones y dirigentes del campo nacional y popular para revertir la coyuntura y generar un marco de crecimiento y distribución  de ingresos, como en su momento lo hizo la CGE (Confederación General Económica).

 

Artículo completo

Argentina: hoy que el tiempo ya pasó – Por Horacio Rovelli

Fuente: Agencia Nodal