“Las CTA ya aprobaron los paros, pero dejamos la fecha de junio abierta para poder coincidir con la CGT y también iniciamos de inmediato contactos con los compañeros de la Corriente Federal (que lidera el bancario Sergio Palazzo)”, sostuvo Hugo Yasky.

Las asambleas de las CTA ya aprobaron la realización de una medida de fuerza nacional. Sin embargo, los dirigentes de ambas centrales decidieron esperar hasta tanto la CGT defina la suya. Ayer, tras la reunión entre senadores del interbloque Argentina Federal y la cúpula de la CGT, Héctor Daer confirmó la huelga. “Seguramente habrá un paro general”, dijo sin dar demasiadas precisiones. La intención de la CTA es esperar para unificar la medida de fuerza que, de concretarse, sería el tercer paro general durante la gestión de Cambiemos.

En ese sentido Yasky sostuvo que “hay necesidad de demostrar que los trabajadores no pueden aceptar el techo a las paritarias” mientras “la inflación va a superar a la del año pasado y siguen con esta farsa del 15 por ciento”. La inminencia de la huelga general llega luego de que el presidente Mauricio Macri vetara la ley que aprobó la oposición para poner un techo al aumento de tarifas de servicios públicos. “Ya no saben de dónde sacarle plata a los trabajadores, porque nos están exprimiendo como a una naranja”, añadió el diputado de Unidad Ciudadana. Yasky señaló que “cualquier fecha sería apropiada para el paro”, aunque planteó algunas posibilidades: “El 13 es una fecha importante porque está la sesión para tratar el aborto legal, por lo que el 12 o el 14 son otras opciones”.