por Agustín Alvarez Rey –

El lunes 25 de junio, en el marco del paro nacional de actividades decretado por la CGT, que será acompañado por las dos CTA y por los Movimientos Sociales, las entidades que agrupan a las Pymes decidieron adherir a la medida.

La intención de los pequeños y medianos empresarios es reclamar por un nuevo modelo económico nacional que defienda las industrias y revalorice el mercado interno como motor de desarrollo económico.

Los empresarios nucleados en APYME, que anunciaron su adhesión a la medida de fuerza mediante un comunicado,  detallaron: “Bajo el lema ‘Persianazo’, los pymes cesaremos nuestras actividades diarias y acompañaremos la medida de fuerza adoptada originalmente por nuestros trabajadores”.

En ese contexto remarcaron: “El sector Pyme emplea cerca del 80% del universo laboral privado. Las decisiones económicas del Gobierno, los tarifazos y el acuerdo con el FMI, del cual sabemos que es la entidad responsable de la pobreza de los pueblos, destruyen el entramado productivo Pyme. Esto impacta también de manera directa contra los trabajadores y empeora aún más la ya complicada situación social que estamos atravesando”.

Los empresarios PYMES que suman a esta medida ya han acompañado en distintas oportunidades las movilizaciones tanto de Movimientos Sociales como del sindicalismo en reclamo de una modificación de la política económica que lleva adelante el Gobierno.