Desde las 6, los municipales nucleados en ATE comenzaron el corte total sobre Ruta 40 y dos horas después en la vía alternativa de la cuesta Félix Amador, debido a la falta de convocatoria a una mesa salarial.

“Iniciamos el corte sobre Ruta 40 y ante la falta de respuesta procedimos a hacer lo mismo en el camino alternativo. Es por el incumplimiento de reanudar la mesa salarial que estaba prevista para el 6 de junio”, señaló a LMNeuquén el delegado de la Junta Interna de ATE, Ramiro Muñoz.

Explicó que no solamente se trata de una demanda de actualización salarial, sino que se suman la falta de entrega de indumentaria y de leche, en el caso de los municipales que realizan tareas insalubres.

“Estamos reclamando una actualización mensual de acuerdo a lo que marca el IPC (Índice de Precios al Consumidor), teniendo en cuenta el contexto en el que está viviendo San Martín de los Andes del que no somos ajenos a la inflación que se da a nivel nacional”, dijo Muñoz.

Señaló que firmaron una actualización para enero, febrero y marzo de un 8,5%, y se pactó ante la Subsecretaría una nueva mesa salarial para el 6 de junio.

“Lamentablemente están infringiendo lo que se firmó ante la Subsecretaría de Trabajo. El municipio sólo mandó un escrito para informar que podría inyectar un aumento respecto al ítem de actualización familiar, pero eso no tiene alcance para todos los trabajadores”, agregó, al tiempo que destacó el gesto del subsecretario de Turismo, Alejandro Apaolaza, quien se acercó al corte para transmitir al ejecutivo las demandas.

En cuanto a los turistas, admitió que “hay un gran malestar” por la medida. “No la hubiésemos querido llevar a cabo pero no obtenemos respuesta. A nadie le gusta cortar la ruta”, añadió.

Por su parte, Apaolaza expresó que “no hay sustento para el corte, se hicieron negociaciones en los marcos legales y no se entiende por qué el gremio tomó la medida”, haciendo especial hincapié en que “esta situación afecta al turista y al prestador que se esfuerza por sacar adelante la ciudad”, concluyendo en que el corte de ruta es “lamentable” y que “boicotea nuestra mayor fuente de ingreso, que es el turismo”.

Mientras que los trabajadores municipales requerían a la Intendente que se apersonara en el lugar o los convocara a un encuentro, recibieron una nueva convocatoria de la Subsecretaría de Trabajo, en pos de la paz social, para reunirse este mediodía en Junín de los Andes.

En las más de seis horas que duró el corte, los trabajadores que debían dirigirse a Cerro Chapelco, por ejemplo, realizaron trasbordos con micros que la empresa con anterioridad había dejado previstos del otro lado de la ruta.  También se vivieron varios momentos de tensión y agresión entre comerciantes, turistas y gremialistas.

Finalmente, pasado el mediodía, representantes de la Junta Interna de ATE fueron convocados por la Intendente Brunilda Rebolledo, quien los recibió en presencia de todo su Gabinete, Cámaras, Asociaciones, comerciantes particulares y medios de prensa. En más de cuarenta minutos de negociación pública,  se acordó la presencia de la mandataria en el encuentro en Junín que se concretó horas después, así como la deposición de las medidas de fuerza, efectivizada minutos antes de las 13 horas.

La reunión en Junín de los Andes de la que participaron funcionarios y gremialistas culminó alrededor de las 16.30. Según informaron desde la Junta Interna de ATE, “el Ejecutivo no varía la propuesta” en cuanto a la actualización salarial, aunque sí propuso un aumento escalonado, hasta fin de año, en las asignaciones familiares, alcanzando un 60% de incremento final.

Según el Secretario gremial Ramiro Muñoz, se trata de una suma “insignificante”, que “no repercute en todos los trabajadores”, reiterando que “no vemos mejora en lo salarial”.

Mañana, desde primera hora, en Asamblea, los municipales debatirán los pasos a seguir, analizando si continúan o no con la profundización de las medidas.

Fuentes: La Mañana de Neuquen / San Martín a Diario / Realidad Sanmartinense

Foto: Federico Soto (publicada en LMN)