Figueroa mostró por primera vez por qué líneas conceptuales transcurrirá su discurso, ya como precandidato de una interna que todavía no tiene fecha, y para la que deberá esperar la decisión de una conducción partidaria que estará en manos de quien es, y será, su competidor, el gobernador y presidente del MPN, Omar Gutiérrez.

Aclaró que su decisión se debe a su propia experiencia como presidente de la Convención partidaria y vicegobernador de la Provincia. Sostuvo haberse dado cuenta, con claridad, que en la conducción del partido “no deben estar quienes están en función de gobierno”. Y ratificó que acompañará “con toda lealtad” al Gobernador hasta diciembre de 2019, en su función de Vice.

Lo más llamativo de su discurso fue el sesgo crítico hacia Jorge Sapag. Habló de quienes manejan la política “desde las sombras”. Afirmó que la etapa de Sapag “se está terminando ahora”. Y aclaró que su queja de no haber sido convocado no fue contra Guillermo Pereyra, líder de la lista Azul y Blanca, sino contra el ex gobernador, “líder de la lista Azul, a la que pertenezco”, dijo.

Fuente: Diariamente Neuquen