La Secretaría de Economía y Hacienda reglamentó la Ordenanza que establece el Fondo Específico para Equipamiento Vial, propuesta en aquel entonces por el intendente a cargo y presidente del Consejo Deliberante Sergio Winkelman. Tal como la establece la ordenanza, la Hacienda tenía 45 días para reglamentarla, procedimiento que llevó adelante y que en el día de la fecha de da a conocer.

En la disposición de la reglamentación, la Secretaría de Economía y Hacienda deja en claro que aquellos contribuyentes que se quieran adherir al aporte voluntario, deberán acercarse de forma personal a la Dirección de Rentas, para dar aviso que desean realizar la contribución. El motivo de esta medida, es evitar confusiones, y evitar emitir facturas de forma innecesaria a los contribuyentes, incurriendo con ella -además- en un gasto innecesario.

Además, al tratarse de un fondo voluntario, el contribuyente que esté interesado en aportar deberá presentarse personalmente a Rentas para dejar aviso de su adhesión. “Una vez manifestada la voluntad por el contribuyente, la Dirección de Rentas dispondrá la impresión de la o las facturas que se solicitaren. Queda prohibida la impresión de facturas no reconocidas o avaladas por los contribuyentes”, establece de forma categórica la disposición.

Luego, el escrito establece “El Contribuyente que haya manifestado su voluntad de pago, podrá optar por pagar las que considere conveniente. Las boletas no generan ningún tipo de interés, así como tampoco impiden la tramitación del libre deuda municipal”.

Por su parte, la intendente Municipal, Brunilda Rebolledo, manifestó que “más allá de las buenas intenciones, el proyecto necesitaba ser revisado, es extemporáneo debido al momento económico por el que atraviesa el país; es necesario ser claros en el mensaje y no generar aumentos que se parezcan a tributos, tenemos que cuidar el bolsillo del vecino”.

Fuente: Prensa municipal