Al respecto, el Ing. Liscovsky informó que desde febrero la Universidad presenta una situación complicada que ha redundado en el congelamiento de las becas para estudiantes e investigación, suspensión de adquisición de equipamiento, juegos tecnológicos, congelamiento de cargos no docentes en Rectorado, etc. Esta situación se ve agravada por los atrasos en el envío de partidas por parte de la SPU.

Con respecto a la Facultad, el Decano informó que el déficit es del 40%, y que la partida para gastos de funcionamiento y mantenimiento alcanza para cubrir sólo un mes de funcionamiento. El resto se cubre con los producidos propios, entre ellos el personal de mantenimiento y más de la mitad del personal de limpieza y de administración.

Tan es así que el aumento para el personal no docente contratado se cubrió con los fondos originados por los servicios que presta la facultad. En este punto, el Decano señaló la importancia de que ambos gobiernos municipales confíen en la Facultad al momento de decidir sus capacitaciones, como por ejemplo el dictado de tecnicaturas y formación en oficios.

También subrayó la confianza por parte de las empresas que tienen su ámbito de acción en la región, y que acuden a la Facultad permitiendo contar con servicios, pasantías y becas, entre otras cosas. Asimismo, indicó que existe una deficiencia del sistema universitario, al que se le suma la inflación, y como consecuencia de estas condiciones los recursos gestionados por la facultad deben ser orientados a gastos corrientes, y no a inversiones como es el anhelo de su gestión.

Seguidamente comentó la situación salarial docente y las medidas de fuerza, que si bien no tienen mayor adhesión en la Facultad, de no llegar a una mejora salarial, seguramente en el corto plazo, el dictado de clases se verá perjudicado.

En este contexto, el Ing. Liscovsky solicitó a los diferentes claustros que la educación se defienda también en las acciones cotidianas que conllevan el cuidado y mantenimiento de las instalaciones, servicio y recursos con los que hoy cuenta la Facultad Regional del Neuquen.

El Decano de la Facultad Regional de la UTN consideró que es fundamental compartir el análisis de esta realidad con los integrantes de los diferentes claustros, en tanto permita  generar un diálogo democrático entre sus actores.

Info y foto: Florencia Piscicelli