Como cada año que visita nuestra localidad, el Dr. José María Gil siempre está interesado en compartir generosamente todo su conocimiento con nuestra comunidad educativa. Él, en tanto doctor e investigador del Conicet, tiene la posibilidad de acercar y explicarnos la teoría del reconocido lingüista norteamericano Sydney Lamb (presentada como una alternativa a la explicación que realiza Noam Chomsky con respecto a la adquisición del lenguaje)quien detalla cómo en nuestro cerebro se producen una  serie de conexiones neuronales que generan una gran red. Parte de la idea de que “la base del lenguaje es un sistema mental” (Lamb: 1999 :2011, p. 28) y por lo tanto se intentará explicar cómo se representa en nuestro cerebro la información lingüística, diferenciando entre proceso de comprensión y de producción. Las neurociencias serán quienes  puedan proveer información vital para contrastar ciertas hipótesis.

El Doctor Gil iniciará el dictado del mismo tratando de demostrar que las caracterizaciones del lenguaje en términos de un depósito de símbolos son incompatibles con la evidencia neuroanatómica y requieren supuestos imposibles sobre el funcionamiento del cerebro. La teoría de redes relacionales, que es una de las versiones del conectivismo, da una explicación satisfactoria y aceptable de los procesos cerebrales que resulta consistente no sólo con numerosas precisiones de la anatomía y la función cortical sino también con estimaciones cuantitativas de la capacidad cortical.

Intentará también explicar cómo se entiende el concepto de significado para Lamb, y cómo nos lo representamos mentalmente.   Se tratará de mostrar que en verdad las palabras no significan nada, sino que más bien evocan o se refieren a significados.

Se pondrá a consideración también la hipótesis de que el lenguaje es un sistema biológico que se localiza en el cerebro,  se explicará cómo se aprende y cómo se representa la información (aun la no lingüística). En ese sentido, se analizará la idea de que el sistema cognitivo de una persona (donde se incluye el sistema lingüístico)  es una red de relaciones. Luego se estudiará dónde y de qué modo se puede organizar la información lingüística en el cerebro de una persona real.

Para concluir, se hará referencia al uso y se considerarán fenómenos que en general se han descartado en muchas teorías lingüísticas, por ejemplo los actos fallidos.

Fuente e imagen: ISFD N° 3