TdS:- En estos días sonó fuerte en los medios que se avanzaba con el proyecto de la Ruta Alternativa Sur (RAS), ¿de qué se trata y cuál es la idea de este trazado?

Manson:- Se trata de un viejo proyecto de ruta que uniría la chacra 32 con la Ruta de los Siete Lagos, evitando la travesía por San Martín de los Andes.

Presentado así, pareciera un símbolo de progreso, que serviría para descongestionar el tránsito, para evitar la travesía de vehículos pesados y para hacer más rápido el traslado al Cerro Chapelco.

TdS:- En principio todos temas interesantes, ¿qué problemas le ven?

Manson:- En principio, la Mesa de Protocolo Intercultural plantea que esto debe ser consultado. Que el trazado pasa por territorios Vera y Curruhuinca, y que las comunidades tienen derecho a ser consultadas. No sólo eso, sino que el estado tiene la obligación de la consulta cuando se trata de tierras comunitarias. A esto no lo digo yo, ni las comunidades, lo dice la Carta Orgánica Municipal, lo dice la Constitución Provincial y lo dice la Constitución Nacional .

TdS:- Y hecha la consulta, ¿qué pasa después?

Manson:- Hecha la consulta, se inicia un análisis. Obviamente, los dueños de la tierra tienen que ver si autorizan, si los beneficia, si los perjudica, si es posible ceder tierras que la ley marca como intrasferibles, inembargables, imprescriptibles e indivisibles.

TdS:- Más complicado de lo que parece..

Manson:- No sólo más complicado, no sabemos si es posible. Para eso se pide la documentación, para que no se venda humo ni se avasallen derechos consagrados en nuestra Constitución.

Tds:-¿Vender Humo?

Manson:- Vender lo que es mentira, lo que es irrealizable. Eso es vender humo. Y proponer como progreso aquello que le puede hacer mucho daño a San Martín de los Andes.

¿Alguien está diciendo que con la RAS el turismo que va al Cerro Chapelco podría bajarse en el Aeropuerto y seguir derecho al cerro sin siquiera pasar por San Martín?

¿Pensamos lo que sucedería con el Pueblo si la  hotelería, los servicios y los emprendimientos comerciales estuvieran concentrados y servidos en el Cerro?

Yo sí me lo pregunto. Y creo que igual que las comunidades, la sociedad de San Martín de los Andes debiera involucrarse en este debate. No dejarlo pasar. Al menos ser concientes de lo que se está discutiendo.

Muchas veces, tras los argumentos de progreso, tras los globos de colores, hay proyectos inmobiliarios millonarios que ponen como centro la rentabilidad e ignoran que hay gente, que hay trabajadores, que hay comercios, que hay hoteles.

Que hay una historia. Y que hay un Pueblo entero, que se pone en riesgo.