Para que los niños puedan pasar un momento agradable un vecino de la ciudad, pondrá a disposición un pelotero hasta el momento que termine la vacunación.

Por ahora, el pronóstico dice que el tiempo acompañará, así que aquellas mamás y papás que todavía no vacunaron a sus hijos, el sábado tienen la posibilidad y además pueden pasar un buen rato junto a los chicos en el pelotero que se armará en la zona cercana al kiosco, un hermoso espacio verde de nuestro Hospital.

 

Fuente: prensa Hospital Ramón Carrillo