Del acto inaugural participaron autoridades hospitalarias y de Zona Sanitaria IV, integrantes del equipo interdisciplinario que trabajará en el Centro de Día, usuarios, familiares, integrantes de la Cooperadora y colaboradores.

En nombre de los usuarios, Silvia agradeció a los profesionales y autoridades del “Ramón Carrillo”, “por todo lo que hacen por nosotros y poder contar con este nuevo espacio”; lo mismo destacó Mariana, otra de las usuarias y uno de los familiares que agradeció la concreción de este valioso proyecto que ya
tenía más de tres años y que finalmente llegó a su anhelada inauguración.

El director Juan Cabrera, sostuvo “nosotros estamos para gestionar, nos gusta esta función, al igual que Néstor Saenz en Zona IV; ustedes (en referencia al servicio de Psicosocial) hicieron mucho para poder lograr este Centro de Día y es una gran alegría”.

Por su parte, Guillermina Dobner, psicóloga y parte del equipo que cumplirá tareas de lunes a viernes de 8 a 16 horas, resaltó que “hoy es un día de mucha alegría, estamos inaugurando un nuevo espacio que es un dispositivo asistencial perteneciente a nuestro Hospital y dependiente del Servicio de
Psicosocial”.
“Pensamos la salud mental como un derecho humano; como una problemática en donde la interdisciplina esté presente y donde el escenario de tránsito no sea sólo el Hospital y recurso de asistencia principal”, añadió Dobner.
Explicó que el Centro de Día, “contará con un cargo de psicóloga, una trabajadora social, dos acompañantes terapéuticos y una admnistrativa; al tiempo de sumar recursos materiales para el funcionamiento diario”.
Asimismo, Dobner recordó que “el alquiler de la vivienda lo concretó la Cooperadora del Hospital, a quien le estamos muy agradecidos; y sin el apoyo de la Dirección, el área de Administración y de Mantenimiento, esto no hubiera podido concretarse ni sostenerse día a día”.

Antes de recorrer las instalaciones y compartir un brindis con los presentes, la profesional dijo que “hasta hace unos días veníamos funcionando en espacios del Hospital (quincho de choferes y de Psico-Social), CIART; ahora que tenemos la casa, decimos que nuestro desafío es habitarla, trasladar lo que
hacíamos y dar vida a este nuevo espacio”.

Vale mencionar que este dispositivo de tratamiento y atención intensivo estructurado, limitado en el tiempo y orientado a la continuidad de acompañamiento de personas con padecimientos mentales en la comunida, se accede por derivación del equipo de Psicosocial hospitalario, con el que se
trabaja en permanente coordinación.

Además de un trabajo muy intenso con las familias de los usuarios, pensando en las potencialidades, capacidades e intereses de ellos mismos, como también en sus dificultades personales y vinculares, es que se pensó este espacio pensando a la salud como salud integral biopsicosocial, en donde la
creación o reparación de vínculos y la inserción o reinserción social es el eje fundamental de la tarea.
Entre otras actividades, hay taller de arte dictado por profesionales del CIART; taller de música de la Escuela de Música; taller de cine y video (SEDRONAR); taller literario, karate, pro-huerta (INTA; Proda).

Cada uno de esos dispositivos es realizado por un tallerista del área y un integrante del equipo
hospitalario.