por Diego Colao –

Ruth Zurbriggen, activista y referente del colectivo feminista de Neuquén La Revuelta, se refirió al 33 Encuentro de Mujeres que se realiza a partir de hoy en Trelew, Chubut, y sostuvo que “la particularidad de este año está vinculada al territorio donde se va a hacer” porque es en “la zona patagónica que viene siendo atacada con tanta criminalización por parte de las políticas llamadas de seguridad por parte del gobierno nacional y por parte del accionar del ministerio de Seguridad de la Nación”.

“La criminalización está directamente vinculada a los planes de ajuste que se están llevando adelante, al recorte en todas las políticas públicas”, indicó Zurbriggen, y sostuvo que “es muy preocupante todo lo que tiene que ver con el presupuesto 2019, donde a todo el tema de violencia contra las mujeres se le quita un montón de porcentaje de dinero; que si ya era poco para el año próximo, ahora va a ser menos”.

Para la activista “seguimos retrocediendo” en cuanto a políticas estatales de género “porque además del desentendimiento del Estado, las políticas de ajuste” del gobierno “generan más pobreza y más vulnerabilización; y siempre las mujeres terminan recortando lo que tiene que ver con sus propios cuidados”.

“Si una mujer tiene que decidir si compra las pastillas anticonceptivas o si garantiza la comidas de ese día seguramente va a postergar su método anticonceptivo”, describió, y agregó que “estamos en franco retroceso con estos temas y no puede verse desgajado de toda una política más general del gobierno de Cambiemos”.

Hoy comienza en Trelew el 33 Encuentro de Mujeres al que se estima irán unas 50 mil asistentes de toda Latinoamérica, y que comenzará a las 10 de la mañana para luego continuar por la tarde con diversos talleres, una marcha contra los travesticidios y transfemicidios, actividades culturales y un cierre con una fiesta latinoamericana feminista.

El domingo seguirán las actividades con talleres, marchas y una peña, y el lunes se va a realizar el cierre a las 10 de la mañana en el autódromo de la ciudad patagónica.

“Vamos a conversar y discutir estrategias vinculadas al año electoral que vamos a enfrentar, y al tema del reclamo por el aborto legal seguro y gratuito, que estuvimos a pocos votos de conseguirlo este año”, describió Zurbriggen.

Sobre la posibilidad de discutir nuevamente en el Congreso la ley de legalización del aborto, la feminista consideró que “es más probable que podamos hacer esto en 2020, luego de las elecciones” aunque remarcó que “la decisión que tenemos es que el debate y el posicionamiento sobre el aborto legal sea planteado en todas las propuestas electorales”.

“Es decir, hay que hacer que los candidatos y candidatas den su posición respecto de este tema como parte de su campaña electoral, y a quienes no lo quieren decir para no quedar pegados a los sectores más conservadores y fundamentalistas que están pidiendo retroceder en todo lo que tiene que ver con derechos; igual tienen que ser claros y sinceros con la sociedad”, explicó.

El jueves una mujer de la Corriente Clasista y Combativa que iba a asistir al encuentro de mujeres fue asesinada por su ex pareja en la localidad de Colonia Fátima, a 10 kilómetros de General Roca en Río Negro.

Zurbriggen consideró que frente a estos hechos “hay que seguir trabajando, y pensar que las leyes como medidas técnicas no resuelven los graves problemas que tenemos con el patriarcado y el machismo imperante”; por lo que es necesario “pensar en salidas más globales y en cómo ayudamos a construir otros modos subjetividad masculina y femenina desde temprana edad, en las escuelas por ejemplo”.

Y planteó como un factor importante la educación sexual integral, “porque el primer acto del femicida no es matar” sino que “hay una serie de violentamientos anteriores”, y para trabajar este problema “hay que poder colaborar en la construcción de masculinidades sensibles que vean que no es a través de la violencia como se resuelven los conflictos humanos”.

La integrante de socorristas en red expresó que “es muy importante que pensemos integralmente las políticas de cuidado, y allí la educación sexual integral y el presupuesto para llevarla adelante es clave”; además del presupuesto asignado “para el sistema de salud” y en “cómo el sistema de salud puede trabajar articuladamente con educación y con desarrollo social”.

“Además hay que pensar en cómo garantizar otras condiciones materiales de existencia, y es necesario hablar de la distribución de la riqueza porque precariza las vidas y genera más violencia”, concluyó.

Un encuentro plurinacional

Desde varios sectores que participan del encuentro están manifestando la necesidad de cambiarle el nombre para que sea denominado como plurinacional y que de esta manera exprese la existencia de distintas naciones y con una clara alusión a la visibilización de la criminalización de los pueblos originarios.

“Nos parece que trae un debate muy interesante que es nombrarlo como un encuentro plurinacional no solamente de mujeres, sino también de lesbianas, de travestis, de trans; y ese debate está provocando muchas tensiones porque desde algunos sectores plantean que el cambio de nombre deberá resolverse al final del encuentro con el método del aplauso” indicó Zurbriggen.

Y agregó que “la política feminista y de las mujeres no puede resolverse a través de un aplauso porque lo que estamos discutiendo es algo de un sentido muy profundo, no solo de un nombre”.

Fuente y foto: Va Con Firma